Quiero, en nombre de la hermandad que presido y en el mío propio, expresar nuestra más profunda decepción y disconformidad con la decisión anunciada por parte del Ayuntamiento de Jerez de eliminar del calendario laboral de 2018 la entrañable festividad de nuestra patrona, la Virgen de la Merced.

Nos sentimos profundamente unidos a la comunidad mercedaria, que tanto bien está haciendo a nuestra ciudad, a la que transmitimos nuestro más sincero cariño y apoyo ante el intento que se pretende por parte del gobierno municipal.

Una ciudad que renuncia a sus tradiciones y que olvida su historia y sus raíces, corre el riesgo de perderse el futuro. La Merced es para todos los jerezanos una patrona querida, enraizada en nuestra cultura e historia y que, además, se enmarca dentro de las festividades de otoño que tanta aceptación está encontrando entre todos los jerezanos y visitantes.

Negarle un día festivo en el calendario es un paso que nunca pensábamos que iba a producirse porque es manifiesto y público el masivo respaldo que recibe la patrona cada 24 de septiembre por parte de hermandades, asociaciones civiles y religiosas y por el pueblo de Jerez en su conjunto.

Por todo ello, la Hermandad del Desconsuelo se suma a cuántos han expresado su disconformidad con esta decisión, instando a los responsables municipales a que rectifiquen una decisión que, entendemos, va contra la mayoría del sentir de los jerezanos.

Fdo.: Francisco José Zurita Martín.

Hermano Mayor.