Tras finalizar el acto religioso con el que celebramos el segundo día del Triduo dedicado a nuestro titular, San Blas, comenzó lo que constituía también el segundo acto del ciclo de Formación Cofrade. En este caso el tema a tratar era la tan comentada como extensa y desconocida, en algunos aspectos y ámbitos, Historia de la Hermandad de los Judios, también conocida como del Señor de las Penas o del Desconsuelo .

Con el salón principal de la casa de Hermandad absolutamente lleno abrió el acto el Hermano Mayor, Francisco Zurita que dió la bienvenida a los presentes y concedió la palabra al Teniente Hermano Mayor, Fernando Martín, que fue el encargado de realizar una breve presentación de cada uno de los ponentes, Manuel Romero Bejarano, doctor en Historia del Arte y Premio Ciudad de Jerez 2015 a la Difusión, además de librero, escritor y editor entre otras actividades y Antonio de la Rosa Mateos, investigador, escritor y miembro del Centro de Estudios Históricos Jerezano.   

Comenzó la Charla Manuel Romero quien realizó un recorrido histórico desde el siglo XV, en el que aparecen los primeros datos de lo que después fueron las futuras hermandades de penitencia  hasta el primer cuarto del siglo XVIII, fecha en la que se funda la Hermandad del Silencio de Ntro. Padre y Señor de las Penas y María Stma. del Desconsuelo.  En su disertación habló del origen hospitalario, y no gremial, de las primeras agrupaciones haciendo una interesante enumeración de los Hospitales más destacados de la cuidad  y explicando cual era la función principal de los mismos, muy alejada del actual concepto de estos centros sanitarios. Nos instruyó, también sobre el origen de las primeras hermandades penitenciales de Jerez alguna de las cuales han tenido continuidad hasta nuestros días aunque con algunas puntualizaciones históricas que corrigen ciertas equivocaciones. Acompañando su exposición con algunos apuntes de la sociedad jerezana de cada uno de los siglos recorridos llegamos a 1712 fecha en la que se aprobaron las reglas de la actual Hermandad titular de la Iglesia de San Mateo.

En este punto tomó el relevo de la charla Antonio de la Rosa quien se hizo acompañar de una acertada presentación en Power-point  que documentaba su exposición intentando realizar un resumen de lo más significativo y anecdótico de la Hermandad. Nos habló de las primeras normas fundacionales y de las visicitudes y dificultades por las que paso la Hermandad para abrirse camino en esos primeros años de andadura., incluyendo la prohibición que realizó Carlos IIIen la década de los setenta impidiendo la salida y manifestaciones públicas de hermandades y cofradías en toda España, salvo la Vera Cruz que tenía privilegio papal.

El XIX no fue un siglo especialmente propicio ni para las congregaciones religiosas, ni para las hermandades. A esta crisis contribuyó, sin duda la Invasión Francesa de los primeros años  y el posterior periodo de desamortizaciones que tuvieron lugar en España a mediado de esa centuria. El inicio del siglo XX supuso un nuevo resurgir de las hermandades y muy particularmente de las jerezanas. En los años veinte se produce una sevillanización de nuestras cofradías y un importante cambio estético con la compra de algunos pasos y enseres importantes. Así  en 1926, nos recordó Antonio de la Rosa, la Hermandad del Desconsuelo compró el antiguo paso de palio de la Hermandad de la Amargura de Sevilla a la que siguieron otras compras de pasos de palio por parte de hermandades como Mayor Dolor o La Piedad. Los años treinta y el estallído de la Guerra Civil española lastraron el crecimiento y hasta el normal devenir de las Hermandades y Cofradías, llegando nuestra hermandad a dejar de realizar su salida procesional durante varios años. 

A partir de 1939 se comienza a recuperar la actividad cofradiera en Jerez y es en 1940 cuando la Hermandad del Desconsuelo encarga el actual grupo escultórico del paso de misterio a Ramón Chaveli. Grupo que procesionará  a lo largo de las siguientes décadas en diversas andas alguna de los cuales y tras ser utilizado por alguna hermandad de la vecina localidad de Arcos de la Frontera pudo ser recuperado por la propia Hermandad de Los Judios. A lo largo de toda esta exposición, Antonio fue salpicando su disertación con diversas anécdotas y lecturas de crónicas periodísticas que despertaron el interés de los presentes y provocaron la sonrisa de muchos.

Tras más de una hora de exposición se abrió un breve coloquio con las preguntas que formularon algunos de los asistentes y que fueron puntual y ampliamente contestadas por ambos ponentes.  Pasadas las once y cuarto de la noche concluyo esta segunda jornada formativa con la entrega por parte del Hermano Mayor, Francisco Zurita, de un pequeño obsequio en recuerdo y agradecimiento  tanto a Manuel Romero como a Antonio de la Rosa.


PRÓXIMA CHARLA: Lunes 8 de febrero, a las 21:00 horas.

  • Ponente: José Manuel Moreno Arana.
  • Tema: Patrimonio