Unos minutos más tarde de las nueve de la noche del pasado lunes, y con una afluencia más heterogénea que en otras ocasiones, dio comienzo la tercera de las conferencias del ciclo de formación programado por nuestra hermandad para este curso 2017-18. En este caso la ponencia corría a cargo del sacerdote y cofrade jerezano Iván Cote Benítez, quien disertó sobre el nacimiento y la evolución histórica de la túnica nazarena.

Abrió el acto el Hermano Mayor de la Hermandad, Francisco J. Zurita, quién dio paso inmediatamente al presentador del conferenciante, Fernando Martín, que realizó una pequeña semblanza de las principales vivencias cofrades y espirituales de Iván que han permitido al primer Hermano Mayor de la Hermandad del Soberano Poder de Jerez, acercarse a su condición de sacerdote.

Comenzó la conferencia planteando una cuestión a todos los asistentes, ¿Cuál es la finalidad que se pretende alcanzar vistiendo la túnica nazarena? Tras plantear diversas opciones llegamos a la conclusión que la finalidad última hace referencia a la necesidad que tiene el cristiano de ser redimido por Dios. Es evidente, indicó Iván, que el cristianismo ha estado influido por muchas culturas y acontecimientos, comenzando por la romana y la judía y por personajes bíblicos como fueron Jonás y San Juan Bautista.

A partir de aquí la conferencia se desarrolló repasando diversas etapas históricas en una sucesión cronológica, perfectamente documentada, de todos aquellos hitos que nos han permitido llegar a la actual vestimenta cofrade: Comenzando por el Concilio de Toledo en el año 306 d.C.,  hasta la prohibición del movimiento flagelante por parte del rey Carlos III en 1777, pasando por la Fundación de la Orden Franciscana en Perugia y la Intervención de la Inquisición en el siglo XVI, llegando hasta el primer cuarto del siglo XIX en el que Francisco de Goya representó en su cuadro Los Flagelados una perfecta imagen de los que suponían las procesiones y la indumentaria nazarena.

Finalizó Iván Cote su disertación haciendo alusión a la influencia francesa en las modas de los atuendos y los tejidos utilizados para la realización de las túnicas a partir del siglo XIX, así como enumerando algunas curiosidades sobre el significado de la longitud de las colas de las túnicas y los orígenes de las túnicas de capa. A continuación y como es habitual en nuestra hermandad, se abrió un instructivo coloquio entre los asistentes y el conferenciante que permitieron resolver algunas dudas y compartir diversas experiencias de otras hermandades que permite enriquecen el sentido que tiene vestir la túnica nazarena en pleno siglo XXI.

Por último el Hermano Mayor hizo entrega al conferenciante de un pequeño recuerdo de la hermandad en agradecimiento por su participación, cariño y  disponibilidad con la que siempre nos trata.