La Hermandad del Desconsuelo quiere manifestar su dolor por la muerte de D. Ángel Romero Castellano, párroco emérito de la de San Miguel. Igualmente queremos transmitir nuestro más profundo pésame tanto  a la Hermandad del Santo Crucifijo de la Salud y María Santísima de la Encarnación, como a toda la feligresía de la Parroquia de San Miguel de Jerez a la que D. Ángel dedicó más de la mitad de su vida, siendo siempre ejemplo de entrega.

Hombre bueno, culto y afable, D. Ángel obtuvo a lo largo de su vida importantes nombramientos y reconocimientos, fruto, sin lugar a dudas, de sus indudables méritos y de la buena labor realizada durante tantos años. En la Hermandad del Desconsuelo, estamos seguros que, si en vida pudo recibir tantas distinciones, la mayor de todas ellas, disfrutar de la presencia del Padre, será la más merecida de todas.

Descanse en paz.