La Hermandad del Desconsuelo y su Junta de Gobierno, muestran su más profundo pesar por los fallecimientos de hoy 7 de febrero.

Por una parte D. Buenaventura Sánchez, sacerdote, párroco que fue de la Iglesia de San Mateo y hermano de nuestra hermandad. Durante sus más de 50 años de dedicación a la iglesia desarrolló una importantísima labor pastoral en diversas feligresías jerezana especialmente en la de la Parroquia de Fátima.

Por otro lado ha fallecido también en las últimas horas, D. Rafael Navarro.
Además de ejercer como profesor mercantil, militar y meteorólogo. D. Rafael destacó siempre por ser un cofrade ejemplar y una excelente persona siendo Hermano fundador y Hermano Mayor de la Hermandad de la Lanzada.

Elevemos a Dios una oración por el eterno descanso de sus almas y a María Santísima del Desconsuelo el eterno amparo bajo su manto.