Un grupo de hermanos y devotos han donado un marco forjado en hiero para embellecer el azulejo de San Blas. Este regalo coincide con el comienzo del triduo en honor de nuestro santo patrón. La hermandad agradece el gesto de generosidad de estos devotos.