El pasado viernes se celebró en nuestra casa de hermandad la llegada de sus Majestades los Reyes Magos.El ambiente de expectación e ilusión era la nota dominante no sólo entre los más pequeños sino entre muchos los que ese día nos gusta sentirnos niños.
Melchor, Gaspar y Baltasar cumplieron un año más con su tradicional visita a nuestra hermandad para entregarle a todos los niños de la misma que lo desearon sus juguetes y regalos.
Cuando finalizó la entrega, sus Majestades quisieron continuar visitando el convento y residencia de las Hermanas de la Cruz hasta donde se trasladaron acompañados de sus séquitos.
Las Hermanas de la Cruz y sobre todo las señoras que en este lugar residen acogieron con enorme sorpresa y alegría la llegada de los Magos quienes además de entregarles presentes, tuvieron la oportunidad de trasladarles sus mejores deseos para este nuevo año 2019.
A la finalización del acto los Reyes Magos continuaron con su labor quedando un hermoso recuerdo un año más entre los más jóvenes de la Hermandad y entre aquellas «jóvenes» que por un rato volvieron a sentirse niñas, sin ser conscientes que eran ellas las que daban ánimo y aliento a los que venían de Oriente.