El pasado lunes día 6 de noviembre tuvimos el honor de recibir en nuestra Casa de Hermandad a nuestro obispo diocesano, D. José Mazuelos Pérez, quien se acercó hasta nuestra sede en la plaza de San Mateo para pronunciar una conferencia sobre el tema: “El valor de la acción social en las Hermandades y Cofradías de Jerez”.

En un salón de conferencias totalmente lleno y tras la finalización de la misa de hermandad, comenzó un acto que fue prologado por nuestro Hermano Mayor, Francisco J. Zurita, quién agradeció la presencia a D. José y a todos los asistentes. Tras unas breves palabras de presentación, a cargo de Fernando Martín, Tte. Hermano Mayor, el Sr. Obispo comenzó su disertación que fundamentó en las principales tareas que debe desempeñar en la sociedad del siglo XXI las hermandades y cofradías jerezanas, así destacó que las hermandades son, fundamentalmente, entidades encargadas de dar culto a sus titulares, de transmitir la fe a sus hermanos y de evangelizar a una sociedad cada vez más secularizada pero con una clara necesidad de conocer a Jesucristo. Evidentemente la función de las hermandades no debe de quedarse ahí, señaló el Prelado de la Diócesis de Asidonia-Jerez, las hermandades también tienen la función de cuidar, mantener y conservar el rico patrimonio propio y de la Iglesia, así como de llevar la cultura a todos como muestra de que en la belleza y el arte también puede está presente el testimonio de Dios.

Habló también D. José Mazuelos de que en una sociedad donde las necesidades básicas del ser humano son cubiertas no sólo por colectivos y entidades afines a la Iglesia, sino también por otros organismos de carácter social, no religioso, es deber de las hermandades preocuparse también de una formación íntegra de la persona, no sólo desde un punto de vista pastoral, sino desde la perspectiva de una formación humanista y social: Los cristianos y en especial los cofrades, dijo, estamos llamados a defender nuestras costumbres, nuestras tradiciones y nuestras manifestaciones populares. Haciéndolo sólo estamos protegiendo nuestra libertad y nuestro derecho a dar testimonio público de fe.

De esta forma díó el Señor Obispo por finalizada esta conferencia que fue correspondida con un calurosísimo aplauso como muestra de agrado y agradecimiento de todos los presentes.

Quiso D. José continuar el acto contestando a cuantas cuestiones le fueron expuestas, y lo hizo, una vez más, con todo el cariño y la amabilidad que durante toda la noche demostró tener a nuestra Hermandad de Los Judíos, tal y como nos denominó varias veces a lo largo del tiempo que permaneció entre nosotros en esta primera conferencia del ciclo formativo del curso 2017-2018.

Para finalizar el acto nuestro Director Espiritual, D. Antonio López, Victoria Domecq como Consiliaria de Caridad y nuestro Hermano Mayor hicieron entrega al conferenciante de una pareja de azulejos enmarcados de Ntro. Padre y Señor de Las Penas y María Santísima del Desconsuelo, que D. José Mazuelos recibió con muchísima satisfacción.

Como es costumbre en nuestra casa, una vez terminada la conferencia, mantuvimos un animado rato de charla acompañado de una copa de Jerez.