El pasado lunes día 14 de enero se llevó a cabo la tercera de las conferencias del ciclo de formación correspondiente al curso cofrade 2018-2019. En esta ocasión la disertación estuvo a cargo del Subdelegado Diocesano de Patrimonio y Parroco de Nuestra Señora de la O de Ubrique, D. Roberto Romero Barello, quien trató de manera sencilla y amena el tema de la “Conservación y Mantenimiento del Patrimonio en las Cofradías”

Don Roberto, a quien la Hermandad le expresó su agradecimiento por el esfuerzo que realizó para poder estar con nosotros en este día, nos transmitió, en poco más de cincuenta minuto, las nociones básicas que toda hermandad y cofradía debe tener en cuenta en relación a la custodia, protección, conservación y mantenimiento de nuestro patrimonio cultural.

En este sentido el Sr. Romero Barello, definió el concepto de patrimonio cofrade como el conjunto de bienes, enseres, documentos, usos y costumbres que posee una hermandad desde su fundación u origen.

A lo largo de la charla D. Roberto fue recorriendo los diversos modelos de patrimonio a los que debemos atender en las hermandades, comenzando por el patrimonio inmaterial, montajes de cultos o arquitecturas efímeras y continuando por el patrimonio mueble e inmueble, para finalizar con una de las más olvidadas modalidades, el patrimonio documental o archivístico. .

La conferencia fue una auténtica lección práctica. En cada ejemplo que escuchábamos, los asistentes nos veíamos reflejado de alguna manera consiguiendo nuestro ponente que  esbozáramos algunas sonrisas o realizásemos gestos, que resultaban ser de complicidad en algunos casos o de ratificación en otros.

En definitiva la conferencia atrajo el interés de los presentes, obsequiándonos el conferenciante con un breve resumen de los puntos más importantes de su disertación, que no suponían más que definir los pilares fundamentales a tener en cuenta para lograr una adecuada conservación y mantenimiento de nuestro patrimonio. A saber:

  • Hacer inventario periódicamente con el fin de conocer lo que tenemos y por tanto lo que debemos proteger.
  • Realizar conservaciones preventivas para evitar situaciones de emergencia o incurrir en costosas intervenciones.
  • Tomar conciencia del valor del Patrimonio para el futuro de la Hermandad. Hacer especial hincapié en la formación.
  • Pedir siempre permiso y asesoramiento a la Delegación Diocesana de Patrimonio.
  • Realizar las intervenciones con profesionales acreditados.

Don Roberto no se quiso marchar sin recordarnos que el conocimiento y la conservación del Patrimonio de las Hermandades debería ser un mínimo exigible ya que nos permite por una parte conservar la auténtica idiosincrasia de las mismas, y por otro, nos servirá para llevar a cabo una misión fundamental de nuestras entidades, evangelizar.

Tras un breve turno de preguntar y después de recibir D. Roberto Romero un ejemplar del libro “La Parroquia de San Mateo de Jerez de la Frontera. Historia, arte y arquitectura” que ha publicado nuestra hermandad hace breves fechas, dimos por concluida esta interesantísima ponencia.